19.1 C
Cusco
viernes, febrero 23, 2024
Inicio Actualidad LUCRARON CON LA MUERTE

LUCRARON CON LA MUERTE

Empresa brasileña se llevó más de S/ 4 millones con la “carpa” de EsSalud que incumplía términos.

El 22 de setiembre de 2020, el propio presidente Martin Vizcarra Cornejo, llegó hasta el Cusco para inaugurar el hospital Villa EsSalud. El nosocomio de campaña, era parte de las “carpas” instaladas en todo el país y tenían el objetivo de atender a los enfermos de Covid durante la pandemia. Sin em­bargo, esta obra solo habría sido una excusa para favorecer a la empresa que estaba a cargo de la instalación, pues nunca recibió la conformidad de Es­Salud Cusco, debido a que incum­plía con los términos de referencia establecidos en la orden de compra. Entonces, ¿Por qué se inauguró la Vi­lla Cusco de EsSalud? y ¿Por qué se expuso la vida de 22 pacientes al ser hospitalizados en esta infraestructura que no contaba con las condiciones adecuadas?.

Según el informe de control específi­co N° 065-2023-2-0251-SCE de la Contraloría General de la República, la empresa constructora Fast Engen­haria e Montagens S.A. – Sucursal del Perú, fue favorecida de manera irre­gular desde el proceso de contratación directa, pues a pesar que habían otras empresas que estaban dispuestas a hacer el trabajo cumpliendo todos los Términos de Referencia (TdR), se eli­gió a esta empresa que tiene su matriz en Brasil. Si bien el proceso de contra­tación directa se llevó a cabo en Lima por EsSalud. Contraloría advierte que varios funcionarios de Cusco, se ha­brían prestado para los hechos irregu­lares.

“Servidores de EsSalud realizaron contratación directa para implemen­tar infraestructura hospitalaria tem­poral para pacientes Covid-19, sin exigir a la empresa elegida, el cumpli­miento de los términos de referencia (TdR) y su oferta, habiendo asumido trabajos no ejecutados por la contra­tista como la instalación de 100 pun­tos de oxígeno, asimismo, por falta de pronunciamiento de la entidad se dieron por aprobadas solicitudes de ampliación de plazo, no se habrían efectuado acciones oportunas para la resolución del contrato y sin haber sido recepcionada la instalación de la estructura metálica, fueron traslada­dos los pacientes por un periodo de 20 días, lo que habría favorecido al con­tratista con la ejecución de todas sus obligaciones y con el pago del servicio total, generando afectación económi­ca por el importe total de S/ 4´377, 324.77, además, exponiendo la salud de los pacientes e incumpliendo la finalidad pública de la contratación”, señala el resumen del informe.

UN PROCESO DIRECCIONADO

Todo comenzó el 13 de julio del 2020, con el requerimiento que realizó la Red Asistencial Cusco (RACU) de EsSalud para que la sede central de Lima, contrate un hospital de cam­paña para la atención a los pacientes Covid, tal como estaba ocurriendo en todo el país. La solicitud estaba acom­pañada de los TdR, donde se especi­ficaba que cada una de las 100 camas debía contar con un punto de oxígeno. Sin embargo, en Lima, los funciona­rios de logística, área legal y otros ter­minaron contratando a los brasileños, quienes en sus 2 primeras propuestas referían que su servicio: “No incluye la instalación de tuberías de gas: oxige­no, aire comprimido y vacío”. Recién en la cuarta propuesta presentada, de­jan abierta la posibilidad de cumplir con este requerimiento de oxígeno, medicamento básico para curar a los pacientes de Covid. Además, la em­presa bajó sus pretensiones económi­cas en casi medio millón de soles para poder ganar a otra que sí podía con todas las exigencias.

Fast Engenharia e Montagens ter­minó haciéndose del servicio con la orden de compra N° 4503639659, al proponer ejecutarlo, por el valor de 4 millones 190 mil soles. Los fun­cionarios de Lima hicieron todos los esfuerzos por otorgar la buena pro a los brasileños, solicitaron al área usuaria, que era la RACU Cusco, que cambien los TdR y obvien la imple­mentación del sistema de oxígeno. Según un grupo de 6 funcionarios de EsSalud Cusco, sí habrían alterado los TdR originales, pero este documento habría sido “destruido” por el gerente de la RACU, José Víctor Manchego Enríquez, quien estaba en desacuerdo con estas alteraciones. Todo este festín documentario, ocurría después que la obra ya había sido inaugurada por el presidente Vizcarra el 22 de setiembre de 2020.

EL FACTOR VERIOSKA

“El 30 de setiembre, llame al doctor Cesar Carreño (Gerente de Opera­ciones de EsSalud Lima) a quien le manifesté que no podía realizar la petición de la modificación de TdR, quien me insistió, pero no accedí, ter­minando la comunicación. Luego de ello, comuniqué a la licenciada Ve­rioska Zúñiga (administradora de la RACU) que dichas modificaciones no iban, sin manifestación alguna adicio­nal. Cabe señalar que, antes que reali­ce la llamada al doctor Cesar Carreño, rompí los TdR modificados originales, siendo el único ejemplar que existía”, señaló José Manchego ante Contralo­ría.

Los funcionarios de EsSalud Lima, adujeron que sí existió un TdR modi­ficado y en base a una copia insertada en el expediente, dieron como gana­dor a la empresa brasileña, la misma que debió cumplir con la instalación de oxígeno. Sin embargo, en Cusco, las áreas de Administración, Man­tenimiento e Ingeniería, terminaron contratando a la empresa O&M Con­tratistas SAC para que implemente el sistema con puntos de oxígeno en las 100 camas de la Villa Cusco. Este ser­vicio adicional costó 187 mil 324.77 soles y fue pagado por EsSalud, a pe­sar que lo debía ejecutar la empresa Fast Engenharia e Montagens.

“Asimismo, la jefa de la Oficina de Administración, señora Verioska Zúñiga Morales, a pesar de tener co­nocimiento de que se contrató a la empresa Fast Engenharia E Monta­gems S.A. – Sucursal del Perú para la instalación de puntos de oxígeno y demás componentes, intervino en la ejecución de este servicio, sin estable­cer observación alguna, conforme se evidencia del contenido del acta N° 14”, señala el informe de Contraloría.

Cabe señalar que toda la implemen­tación y el funcionamiento de la Villa Cusco, estaba a cargo de la adminis­tradora de la RACU, Verioska Zúñi­ga Morales, tal como lo manifiesta el propio gerente de ese entonces, José Manchego. “Hay áreas de la Red Asis­tencial Cusco que realizan su trabajo en específico, según su especialidad (Administración e Ingeniería Hos­pitalaria), se encargó como respon­sable a la licenciada Verioska Zúñiga como administradora y responsable del hospital Villa Cusco, Además de otros integrantes, conforme se verifica en el ´acta de entrega de instalaciones para el hospital Villa Cusco´ del 20 de agosto del 2020. Asimismo, con fecha de 28 de setiembre 2020 se emite la Resolución de Gerencia Red Asis­tencial Cusco 321-GRACU-ESSA­LUD-2020 del 28 de setiembre del 2020 cuyos integrantes se detalla en el contenido, siendo la presidenta la licenciada Verioska Zúñiga”, indicó Manchego a Contraloría.

Lo que vino después, fue aún peor, pues la obra Villa Cusco de EsSalud se debía entregar en un plazo de 15 días calendario que tenía fecha límite, el 4 de agosto de 2022, pero finalmen­te la empresa hizo la entrega el 18 de setiembre de ese año. En 3 oportuni­dades, adujo que su personal se había contagiado de Covid. Dos de sus pe­didos no tuvieron respuesta de EsSa­lud y las solicitudes de ampliación de plazo se admitieron automáticamente. Además, el comité de recepción de la obra se demoró más de 30 días en emitir su disconformidad del servicio, pues no sabían si aceptar o no la obra, sin las conexiones de oxígeno. tambien encontraron muchas falencias en las instalaciones. Durante ese tiempo, un total de 22 pacientes de Covid, fueron llevados a la Villa Cusco de EsSalud, obra que no contaba con el aire acon­dicionado. “Durante la noche, los pa­cientes tenían mucho frio”, señaló una enfermera. Se atendieron pacientes en la Villa Cusco, del 29 de setiembre al 19 de octubre de 2020. En medio de esta situación, el gerente de la RACU, José Manchego fue retirado del car­go, pues se negaba a cambiar los TdR para que en lima puedan pagar los 4 millones 190 mil soles. La Directora Ejecutiva de EsSalud, Fiorella Mo­linelli Aristondo designó a Moisés Mendocilla Risco.

Durante su despedida de los trabaja­dores, Jose Manchego señaló: “Me voy con la frente en alto y con las manos limpias”, ante el aplauso de los tra­bajadores de EsSalud Cusco, quienes sabían que se había negado a alterar los TdR de la obra valorizada en más 4 millones de soles. Después de idas y vueltas del gerente de la RACU, Mendocilla Risco y de la administra­dora, Verioska Guerra, recién el 6 de noviembre del 2020, informan a Es­Salud Lima, que la empresa brasileña había incumplido el contrato. El 22 de diciembre de ese año, EsSalud Lima resuelven el contrato.

En EsSalud Lima, fue Cesar Carreño, Gerente de Operaciones y otros fun­cionarios los que habrían promovido todas estas irregularidades, mientras que en Cusco, la administradora, Ve­rioska Zúñiga sería la principal res­ponsable. Pues la empresa Fast En­genharia E Montagems se salió con la suya el 12 de julio de 2022, cuando el Tribunal Arbitral del Centro de Análisis y Resolución de Conflictos de la Pontificia Universidad Católica del Perú declara la nulidad de la re­solución del contrato y da por cum­plidos el servicio. Asimismo, ordena que EsSalud pague el integro de los 4 millones 190 mil soles, más los inte­reses legales.

Más Popular