10.1 C
Cusco
martes, diciembre 5, 2023
Inicio Actualidad EL SUEÑO DEL GAS BARATO SE ESFUMA

EL SUEÑO DEL GAS BARATO SE ESFUMA

Planta de Fraccionamiento de Kepashiato no avanza.

La demora en el reinicio de los es­tudios del expediente técnico para la Planta de Fraccionamiento de Ke­pashiato en la provincia de La Con­vención, y con ello el letargo en que los cusqueños puedan contar con gas a precio barato, puede ser responsa­bilidad en gran medida a la gestión del gobernador Werner Salcedo, que en campaña electoral dio énfasis a este proyecto, pero que tras llegar al cargo poco o casi nada a avanzando. Este proyecto, que se inició todavía en 2010 tiene como objetivo des­componer el gas natural de la selva de Camisea para obtener Gas Licuado de Petróleo (GLP), un combustible esencial para los hogares peruanos. A pesar de las complicaciones inicia­les, el proyecto se reanudó en 2020 y se contrató a la empresa Inspectra en 2021 por 4.4 millones de soles para la elaboración del expediente técnico y los Estudios de Impacto Ambiental (EIA). Sin embargo, en 2022, el pro­yecto se paralizó debido a una con­troversia con la empresa, y desde en­tonces, y con el cambio de gestión en el Gobierno Regional de Cusco se ha mostrado escaso interés en revivirlo. La falta de interés de la actual ges­tión es evidente, ya que hasta hace muy poco recién se anunciaron ges­tiones para adquirir un terreno de 18 hectáreas para la planta de fracciona­miento, en un plazo que está a punto de cumplirse en los siguientes días. Han tenido que transcurrir 9 meses de la nueva gestión regional para que se retome el proyecto, muy a pesar de que en diciembre de 2022 el gobier­no central aprobó un presupuesto de 13 millones de soles para esta obra. Es preocupante que, a pesar de este financiamiento disponible, la gestión de Salcedo Álvarez haya preferido priorizar el uso de estos fondos para otros fines. Pues el presupuesto que debía ser destinado para este año pasó de ser 1.2 millones de soles a tan solo 200 mil soles. Esta disminución de re­cursos es un claro indicio de la falta de compromiso por parte de la gestión regional actual para llevar adelante el proyecto Planta de Fraccionamiento de Kepashiato en sus diferentes etapas y, por ende, proporcionar gas barato a la población cusqueña.

“Nosotros cuando nos retiramos el 31 de diciembre del año pasado (2022) dejamos todo esto avanzado. Noso­tros entendiamos que un cambio de gestión podía retrasar ciertas activi­dades. Con una opinión favorable se suspendió el servicio hasta el 15 de enero del 2023. Nosotros pensaba­mos que el nuevo gerente de Energía y Minas de la región se iba a reunir con estas empresas, pero hasta ahora no lo han hecho. Lamentablemente nosotros hemos visto que el presu­puesto que teniamos de 1 millón 200 mil soles para pagar uno de los hitos relacionados a la realización de toda la consultoría y los estudios no han gas­tado ni un sol de ese presupuesto, peor aún han reducido el presupuesto a 200 mil soles”, dijo Iván Prado, ex gerente regional de Energía y Minas.

Desde el 2022, los estudios siguen pa­ralizados, ya que la empresa Inspectra solo ha entregado los hitos 1 y 2 del expediente técnico. Y aunque se anun­cia, el reinicio de los estudios con la adquisición de un terreno, esta etapa se ve amenazada por la presencia de propietarios de áreas comprendidas, lo que podría alargar aún más el proceso. Esta demora en el proyecto significa un retraso en el anhelo de los cusque­ños de contar con gas barato, ya que el propósito principal de la Planta de Ke­pashiato es producir GLP, que podría reducir significativamente el costo de los balones de gas a tan solo 25 soles. En resumen, la gestión del goberna­dor Werner Salcedo es responsable de la demora en el reinicio de los estu­dios del expediente para la Planta de Fraccionamiento de Kepashiato. Su falta de interés, la reducción del pre­supuesto y la falta de acciones ante la paralización de los estudios han obs­taculizado el acceso de los cusqueños al gas barato, frenando un proyecto ampliamente esperado.

Más Popular