EL TAYTA CÁCERES Y EL SECRETO DE LA TRAICIÓN

En la Sexta Feria Internacional del Libro Cusco, fui invitado a comentar la novela histórica “El Tayta Cáceres y el secreto de la traición”, del escritor Francisco León, gran amigo, al cual le quedo agradecido por esta deferencia, de comentar tan importante novela. Qué difícil es trabajar dentro de la narrativa, una novela histórica, que difícil procesar con precisión histórica los acontecimientos de la patria, trabajar con una rigurosidad científica social y recrearla en una novela, con personajes inventados y genios de la realidad, dándoles escenarios de trama y suspenso, etc. Llevar a cabo leónica técnica y tarea literaria no sería posible sin un singular talento, conocimiento histórico y narrativo. Gabriel García Márquez, cuando trabajo su novela “El General en su laberinto “, que no era más que la biografía de Simón Bolívar, al finalizar la novela pidió a los mejores historiadores de México, Venezuela y Colombia que revisen y le den sus comentarios y criticas al libro. Los historiadores le pidieron que modifique en su novela la parte donde Simón Bolívar era niño y comía mango en el patio de su casa. Esa parte tan intrascendente de la novela había que cambiarla. Cuando el Gabo pregunto ¿Por qué había que cambiarlo? Los historiadores le señalaron, cuando Simón Bolívar era niño, todavía no había llegado el mango a América. Es este dato y otros el que nos demuestran la responsabilidad histórica y científica de trabajar una novela, donde el novelista, el escritor debe soñar, inventar a partir de hechos que sucedieron, debe convivir con la memoria histórica que será utilizada en un argumento de ficción, como cualquier novela que tiene la característica de estar situada en un momento histórico concreto donde el protagonista es un personaje histórico real o ficticio a través del cual se desarrolla la ficción. En esta ocasión, es la del Tayta Andrés Avelino Cáceres, héroe, mariscal, Presidente de la República en dos ocasiones, ministro, diplomático, político y militar, donde su figura se pierde entre lo novelesco y lo mítico, el Tayta para los andinos como señala la novela recogida de nuestra historia, es conocido como el brujo o Demonio de los Andes, hombre que defendió la patria ante la traición de los grupos oligarcas y aristocráticos. En esta tarea mayor, Francisco León movilizó su apellido leónicamente para atreverse a hacer una novela de tan insigne peruano, en el que relata a un Cáceres en escenas más familiares, escenas más cotidianas. Pero a la vez, también muestra que fuimos un país partido, abre esa herida donde la historia señala que en el ande pensaban que Chile, era un militar “El Chile “. Muestra que los líderes oligarcas peleaban por sus intereses económicos, políticos y no por el Perú. Hablar del Tayta Cáceres y su campaña de la Breña, es hablar de la única estrategia tomada por los peruanos en defensa de nuestra nación, cuando Lima y otros territorios peruanos fueron invadidos por los chilenos. “El brujo de los andes” es el mítico militar que no deja dormir tranquilo al ejército chileno. Patricio Lynch el ultimo virrey como se le conocía al militar chileno que comando la invasión al Perú, sabía que si el ande despertaba, el ejército chileno ponía en riego todo lo ya conseguido, por ello forzó hasta el último, apurar la firma del tratado donde el Perú entregaba sus territorios guaneros, mientras la traición de Piérola e Iglesias era más grande que esos propios territorios. Sino, como explicarnos que en plena guerra Nicolás de Piérola le haga un golpe de estado a Manuel Ignacio Prado Presidente del Perú y de ahí nazca la cruel historia de que Prado se llevó el dinero peruano que era para comparar armamento para la guerra, Prado entrega al Perú la vida de sus hijos, Leoncio Prado el más conocido. Recomendaría este tipo de libros que entren al plan lector nacional, donde nuestros niños, nuestros hijos lean el legado moral, patriótico, de grandes peruanos. Hoy que la patria se pudre de tanta inmoralidad vista, de corrupción, las nuevas generaciones deben de leer la vida de estos grandes peruanos. Ojalá que este libro llegue a manos de funcionarios del Ministerio de Educación y sea leída en las aulas peruanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here