MÁS POBRES EN UN PAÍS RICO

Hay más de 9.7 millones de pobres en el Perú y otros 2 millones en pobreza extrema.

Lo que era proyectado por los ex­pertos e instituciones como el Banco Mundial terminó por confirmarse. La pobreza monetaria en el Perú se incrementó de 27,5% a 29,0%, de acuerdo con datos oficiales del Inei publicados hoy 9 de mayo. En ci­fras reales, la población peruana en condición de pobreza alcanzó a las 9 millones 780.540 de personas— más de 596.000 comparado con el año 2022—, quienes no cuentan con los ingresos suficientes para cubrir la ca­nasta básica de consumo.

Así, durante el primer año del Go­bierno de la presidenta Dina Bo­luarte se ha registrado una recesión (-0,6%)—la más profunda en tres dé­cadas—, y un incremento de un pun­to y medio porcentual en el ratio de pobreza, lo que implica un retroceso de 13 años en la lucha contra este fla­gelo. Pese a ello, desde el Poder Eje­cutivo piden “no ser alarmistas” por estos resultados porque confían que las cifras disminuirán. “El gobierno pretende que lo tomen con respon­sabilidad y sin alarmismo”, sostuvo el premier Gustavo Adrianzén.

Casi 2 millones de pobres extremos en el Perú

La gravedad recae cuando se obser­va que la pobreza extrema se elevó de 5,0% a 5,7%, una cifra que supe­ra incluso a los niveles de pandemia (5,1%), por lo que 1 millón 922.000 personas se encuentra en esta condi­ción extrema, es decir 249.000 perua­nos más regresaron a esta situación, debido a que sus ingresos mensuales están por debajo de los S/251.

Si tomamos en cuenta los últimos cuatro años, en 2023 se registró un aumento de 991.000 personas vi­viendo en condiciones de pobreza extrema en comparación con el 2019. Para considerar a una persona en esta condición es porque su gasto no cu­bre el costo de la canasta básica de consumo alimentaria.

Según calcula el extitular del Minis­terio de Economía y Finanzas, David Tuesta, regresar a un ratio de pobreza de 20% tal como nos ubicábamos en el 2016, nos tardará un promedio de 20 años, considerando un crecimien­to del Producto Bruto Interno (PBI) de 3%. “Sabiendo que la tasa de po­breza de 2023 es de 29% y la pro­yección de crecimiento 2024-2028 es de 3% anual, regresar a la tasa de pobreza de 20%, prepandemia, toma­rá más de 20 años”, estimó el titular del MEF.

Perú retrocede 13 años en la lucha contra la pobreza

Tal como se puede visualizar en el cuadro de evolución (ver abajo), con el aumento confirmado de la pobreza en 2023 (29%), el Perú ha retrocedi­do 13 años en la lucha contra este fla­gelo, exceptuando el periodo de pan­demia. En 2010, la pobreza alcanzó al 30,8% de peruanos.

El Inei explicó que la línea de po­breza es el equivalente monetario al costo de una canasta básica de consu­mo de alimentos y no alimentos, que para el año 2023, se elevó a S/446 al mes por cada persona. Para una fami­lia con cuatro integrantes correspon­de un monto de S/1.784. ¿Qué signi­fica? Si un peruano gana por debajo de ese importe es considerado pobre.

En el 2022, el costo de una canasta básica de consumo de alimentos y no alimentos era de S/415 mensual por habitante, mientras que en el 2021 fue de S/378.

Los departamentos que presenta­ron mayor incidencia de pobreza, en el año 2023, fueron: Cajamarca con 44,5%; con 43,5%; Pasco 41,7% y Puno donde se registró un 41,6% de pobreza. Desde la otra orilla, pre­sentaron menor incidencia de pobre­za: Ica (6,9%), Moquegua (13,1%), Arequipa (13,9%), Madre de Dios (16,6%) y Lambayeque (17,9%).

De acuerdo con el informe del Inei, al cierre del 2023, el acceso al paque­te integrado de servicios básicos, que incluye agua, saneamiento, electrici­dad, telefonía móvil e Internet, no se encuentra disponible para el 83,5% de la población del departamento de Puno. Lo mismo ocurre con los de­partamentos de Ucayali (83,1%), Lo­reto (82,8%) y Huancavelica (81,1%). En cambio, este porcentaje es infe­rior en la Provincia Constitucional del Callao (23,7%), Lima Metropo­litana (27,5%), Moquegua (32,7%) e Ica (39,7%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here